Rafael Pilares

Rafael es el líder de la asociación familiar Herpiro, la que tiene a su cargo la Concesión para la Conservación Soqtapata en la selva de Cusco. Él junto a Ana Cecilia, su esposa, emprendieron la aventura de conservar este bosque Nublado. Para ellos, la conservación es un componente fundamental para la vida y apuestan por actividades sostenibles que tengan como eje la conservación de la naturaleza A través de este proyecto, promueven que las personas que los visiten se reencuentren con la naturaleza, saliendo de la ciudad para escapar de la rutina y conectándose con su entorno natural.

Soqtapata, cuyo nombre en quechua significa seis terrazas, cuenta con seis pisos ecológicos que oscilan entre los 800 y los 4,350 metros sobre el nivel del mar. Cada uno de estos pisos cuenta con una riqueza biológica inigualable. A pesar de estar a sólo 4 horas en carro de Cusco, la gran mayoría de este bosque nublado se mantuvo virgen. Es parte del Corredor de Conservación Binacional Vilcabamba-Amboró, uno de los lugares más diversos del planeta, forma parte del Hotspot Andes Tropicales, y contribuye a la protección y conectividad ecológica de bosques montañosos y llanuras tropicales mejor conservados en todo el mundo.

Testimonios

Carlos Vicente

"Soqtapata: La Selva Virgen de Cusco"

Estuve en Soqtapata, gracias a Pausa. Es una experiencia diferente, te enseña a respetar la naturaleza y la vida. Al principio pensé que estaría en medio de la nada, luego me di cuenta que estuve en medio de todo. Despertar a las 5am sin necesidad de un despertador, simplemente porque duermes pensando en que más vivirás al día siguiente, y eso te despierta como niño en navidad en busca de sus regalos. Lo recomiendo mucho.

Carlos Ricalde

"Soqtapata: La Selva Virgen de Cusco"

Gracias a Pausa, ahora conozco Soqtapata! Pude compartir el día a día de las personas que viven ahi, una experiencia inolvidable! Muy recomendado!

Videos Fotos

Reconocimiento y/o alianzas:

Alianza con la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental(SPDA)
Alianza con la Asociación para la Conservación de la Cuenca Amazónica